Neptuno Niño
1979

Autor Ramón Muriedas.

Promontorio Playa del Camello. El Sardinero. Santander. (Bronce)

La delicada silueta de un niño, conocido popularmente como “Niño pez”, se recorta contra el horizonte desde un promontorio de La Playa del Camello en Santander. Se trata de la frágil y desnuda figura de un adolescente situada frente al mar que sujeta con su brazo izquierdo un tridente. La mayor singularidad de esta escultura –realizada en bronce- reside en el peculiar enclave en el que se encuentra, en lo alto de un acantilado, erguido y frente al mar. Y, por otro lado, en el modo escogido para representar la figura de Neptuno -el temido rey de la mitología clásica que gobernaba los mares y las aguas-, un niño.

Ramón Muriedas dijo en una ocasión "todos mis personajes son niños", y de este modo, llevaba a cabo este encargo de UNICEF, en 1979, haciendo un sentido homenaje a la infancia y al mundo onírico que la rodea. Ciertamente los niños fueron un tema recurrente en la carrera del escultor, que también modelaba delicadas cabezas infantiles a las que personalizaba con tocados y complementos de lo más variado. Y, gracias a estos pequeños detalles, los transformaba en el personaje deseado.

* La figura de este rey niño se ha ido convirtiendo con los años en una de las señas de identidad de los santanderinos. Pero durante las últimas décadas se fue deteriorando por el paso del tiempo y algunos actos vandálicos, por lo que en la actualidad se encuentra en plena fase de restauración y pronto será reintegrada a su lugar de origen.

 

© Ramón Muriedas 2018
Neptuno Niño